La Hostelería Ambientalmente Sustentable pasó de ser la utopía de unos pocos visionarios a convertirse en una tendencia a escala mundial.


Hugo H. Vecchiet & Asociados, es una pequeña organización especializada en hostelería rural    ambientalmente sustentable. Ha sido pionera en el desarrollo del turismo de estancias en Argentina,   actividad que iniciara a finales de los años 60. A partir de mediados de la década de 1980 comenzó a   insertarse de lleno en el desarrollo de hostelería rural y lodges de pequeña escala operativa pero de   alta gama de servicios, en zonas rurales y en pequeños pueblos. Hugo H. Vecchiet, nativo en San   Carlos de Bariloche, pueblo de montaña localizado dentro del reconocido Parque Nacional Nahuel   Huapi, en Patagonia Argentina, es quinta generación hotelera y posee estudios de hotelería   realizados en Europa.


Al margen de ocupar importantes cargos en reconocidos hoteles del Parque Nacional Nahuel Huapi, siempre se sintió atraído por la hostelería de pequeña escala operativa y de tipo familiar, la cual asimilara de su abuela materna, austriaca y hostelera, egresada de la Escuela de Hotelería de Innsbruck, Austria. En materia de estancias turísticas, Hugo H. Vecchiet detenta un record muy difícil de igualar ya que hasta hoy ha participado en la puesta en valor de más de 350 estancias, en Argentina y en el exterior, las que actualmente se encuentran abiertas al turismo, recibiendo huéspedes de todo el mundo.


Al margen de estancias turísticas, que en definitiva no son más que pequeñas y medianas posadas rurales, ha participado en diferentes etapas de desarrollo y puesta en funcionamiento de aproximadamente unos setenta establecimientos hosteleros, en nuestro país y en el extranjero.


Quizá sea oportuno aclarar que cuando hablamos de ambientalmente sustentable no solo nos referimos al ambiente natural (gea, flora y fauna) sino que también involucramos a la sustentabilidad cultural y social de la comunidad en donde se habrá de realizar el emprendimiento. Entendemos que los proyectos deben ser tan beneficiosos para sus propietarios como para los miembros de la comunidad en donde se proyecta y establece el emprendimiento.